Ovejas bobas...

05 marzo, 2012
Nunca digáis "de este agua no beberé".

Primero fue mi negativa (lo que los ingleses llaman re-lactancia) a ver una peli de Tarantino, y Pulp Fiction se convirtió en una de mis favoritas.

Luego mi posición anti-mac, hasta que compré (yo no, pero se entiende) un MacBook.

Hasta ayer, se la tenía jurada a las ovejas que cuenta la gente para poder dormir. Pero, entendedme, tales eran las ganas que tenía de sobarme que comencé a contarlas yo también hasta que aquello se pasó de castaño oscuro.

Al principio eran ovejitas como las que aparecen en los dibujos animados, saltaban altas vallas y sonreían y tenían ojos redondos y grandes.

Luego, en un ataque de realismo romántico, se convirtieron en ovejas de verdad y claro, con esas patas de percebe saltando vallas pues como que se las comían. Si a eso le sumáis que iban dejando cagolitas tras de sí pues aquello estaba tomando un matíz que ni un documental de La 2. Pues si tenía que soñar con eso, perdonadme pero aún no me considero un zoofílico amante de la escatología... Bueno eso último igual sí.

Felices sueños.

BEEEEEEEEEEE!!!

Fregation. En español "hacer el lavado arriba"

24 febrero, 2012
Es posible hacer varias observaciones durante el proceso de fregación:

1) ¿Por qué no usamos los tenedores del fondo del cajón? De este modo evitaríamos esas molestas enfermedades de trasmisión sensual que se contagian mediante la saliva. Declaro a partir de hoy Día internacional del cubierto discriminado.

2) Cuando te confundes de producto y limpias la vitrocerámica (que mi corrector ortográfico sugiere reemplazar por "nitrocelulosa") con Cif ® en vez de VitroClen ®  y la cocina reluce aún más te das cuenta de que un gatito acaba de morir por tu culpa.

3) Recomendación del chef: nunca le cantes a una sartén releeeaseee meee, releeeaseee my boodyy cuando hay peligro de que entre alguien.

4) La importancia de llamarse Lavavajillas.

Con faldas y a lo loco

21 febrero, 2012
Realmente existe un antes y un después cuando te vistes de mujer.

He descubierto lo cómodo que una digoo... uno anda con falda y peluca. Lo del collar quizás no tanto. El problema es que la gente me sigue reconociendo por la calle, gran problema si vas como lo que parece ser una abuela pervertida...

Además he podido sentir lo mismo que Berto al llevar gafas sin cristales, cosa muy inteligente por mi parte (y por la suya).

El año que viene prometo que mi personaje rejuvenecerá un poco.

Llamada urgente

06 febrero, 2012
Tengo el móvil en silencio. Sólo le dejo hablar cuando no hay nadie, y total para lo que dice... Por eso, hoy no me he percatado de las tres llamadas perdidas que tenía del 935924504.

Cabían dos opciones:

a) He ganado aquel concurso de narrativa en el que solo se podía usar la W como vocal.

b) Mi casa ha explotado y ha muerto mi canario y toda mi familia (después, del susto).

Pero no. La más realista era que me llamaba Guahira Antonia Molina-López de Ufarte III para la nueva promoción de libros de RBA.

Aquí la conversación:

-¿Digame?
-Me.
-¿Cómo?
-No sé. Usté sabrá si come.
-Oiga ¿quién es?
-Holah, buenasz tardesz. ¿Es usté el Sr. Santiago Ríos? (única parte verídica de la conversación).
-No, no soy yo, pero dígame.
-Buenasz, soy Guahira Antonia Molina-López de Ufarte III le llamo de Editoriales RBA. Quería informarle de una nueva promosión para adquirir una colecsión de libros sobre matemáticas de la editorial.
-Déjeme pensarlo... ¿Qué postulado tienen sobre los números primos?
-No sé. La familia solo se reúne por navidad.
-¿Cuántos tomos?
-Dos Coca Colas y un mosto.
-¿Cuántas páginas tiene?
-Una, como todas. ¿Cuántas quiere?
-Bueno, lo normal. No menos de 100.
-Sr. Ríos, es usté un deprabao sensual...
-Oiga, ¡que no me interesa la oferta! Llame otro día o nunca más, lo que prefiera.
-Que pase un buen d(cling)


OVBIAMENTE, esa no ha sido la conversación, y he acabado por aceptar la mierdavillosa colección de libros sobre matemáticas porque tengo poca asertividad. O así llaman ahora al comportamiento gilipollas.

¿Qué es eso? Eso es quí

22 enero, 2012
Veamos. Tenemos Yop, Cola-cao, leche-peche, hermano de Grace, salsa bolognesa, tomate, aceite y queso de cabra.

Si todo eso lo mezclamos con un poco de SHUURRII SHUUURIIII nos sale un finde en la nieve de infarto.

He descubierto que los franceses sólo sirven para dedicarse al ski: carreteras en perfecto estado (aún a 0ºC), pistas de esquí muy buenas y un Carrefour (Carrequatre en François) cuando lo necesitas.

No todo fue perfecto. Por ejemplo, la pobre Bu tuvo que soportar a Papo el Sapato. Bueno, no solo la canción; también su zapato que hizo "papo". El "Señor del Faro" sufrió "fotitis aguda" mientras descansaba los ojos. Por mi parte, ahora mismo no se me ocurre qué os puedo contar. Ah, si:

-Me caí sobre el único cardo que había en toda la estación.
-Arrollé a un grupo de franceses.
-Me adelantaban niños de 6 años en pistas verdes.
-Me tropecé varias veces al salir de la telesilla.


Esquiar mola.... SHUUUURII SHUUURIII