Semana 52

31 diciembre, 2011
No está mal de vez en cuando querer parecerse a Indiana Jones y pasar la puerta del garaje cuando se está cerrando, en plan "oh! qué valiente soy!". Pero todo eso pierde su gracia cuando, en el movimiento tonto de la semana, agachas la cabeza dentro del coche con la esperanza de que la puerta no haga un bollo en el techo. En fin... cosas más estúpidas se leen en los ingredientes de la salsa barbacoa:

¡Pardiez! ¡Este Molho Churrasco no sabe suficientemente a humo!

Mi tercera abuela dice que nunca te meterás a la cama sin aprender algo nuevo. Pero tras una semana de investigación me pregunto: ¿Por qué todos los vendedores de coches se ponen gomina en el pelo? ¿Acaso lo hacen por convenio? ¿Aumentan las ventas de coches? Impresiona.
Hablando de coches, os tengo que hablar de (en mi opinión) la peli del año en cuanto a estrenos se refiere: Drive.

Hay dos tipos de pelis: Las que son para ver en el cine y las que no (Colega donde está mi coche, etc.). Curiosamente fui a ver ésta al cine por pura curiosidad y sin saber de qué trataba. Cuando ya llevaba un rato empezada, tuve la sensación de estar ante lo que puede convertirse en un clásico.
Tiene todos los ingredientes que me gustan: Coches, historia de amor, mafia, aroma de humo...  todo con un guión impecable, una fotografía de alucine y una música estilo ochentera que combinada con los títulos de crédito rosa le da un aire Vice City que hace que desde el minuto uno te enamores. Peli muy americana con el toque europeo que puede darle un director danés.
Por curiosidad, le doy un 9 en vez de un 10 porque tiene un ritmo bastante irregular (a veces es muy lenta) y escenas gore innecesarias en muchas ocasiones. Por lo demás, altamente recomendable.

0 comentarios mal escritos:

Publicar un comentario