Ovejas bobas...

05 marzo, 2012
Nunca digáis "de este agua no beberé".

Primero fue mi negativa (lo que los ingleses llaman re-lactancia) a ver una peli de Tarantino, y Pulp Fiction se convirtió en una de mis favoritas.

Luego mi posición anti-mac, hasta que compré (yo no, pero se entiende) un MacBook.

Hasta ayer, se la tenía jurada a las ovejas que cuenta la gente para poder dormir. Pero, entendedme, tales eran las ganas que tenía de sobarme que comencé a contarlas yo también hasta que aquello se pasó de castaño oscuro.

Al principio eran ovejitas como las que aparecen en los dibujos animados, saltaban altas vallas y sonreían y tenían ojos redondos y grandes.

Luego, en un ataque de realismo romántico, se convirtieron en ovejas de verdad y claro, con esas patas de percebe saltando vallas pues como que se las comían. Si a eso le sumáis que iban dejando cagolitas tras de sí pues aquello estaba tomando un matíz que ni un documental de La 2. Pues si tenía que soñar con eso, perdonadme pero aún no me considero un zoofílico amante de la escatología... Bueno eso último igual sí.

Felices sueños.

BEEEEEEEEEEE!!!

1 comentarios mal escritos:

Publicar un comentario